¿Necesito usar un adaptador Wi-Fi externo en el portátil?

Cambiar adaptador Wi-Fi portátil

A la hora de navegar por Internet, las redes inalámbricas han ganado mucha importancia frente al cable para nuestras conexiones. Sin embargo en ocasiones pueden surgir problemas de velocidad, estabilidad o calidad. Eso hace que los usuarios deban adquirir algún dispositivo nuevo para intentar mejorarlo. En este artículo vamos a hablar de cuándo necesitamos tener un adaptador Wi-Fi externo para el portátil.

Problemas con la conexión Wi-Fi en el portátil

Esto es un problema muy común entre los usuarios domésticos. Tienen problemas para navegar por Internet por Wi-Fi en un ordenador portátil. Normalmente suelen ser errores relacionados con la cobertura para conectarse al router. También podría haber pérdida de velocidad, estabilidad o cortes continuos.

Las causas de esto que mencionamos pueden ser variadas, pero generalmente se pueden evitar o al menos mejorar con una buena tarjeta de red. Por ello a veces los usuarios se preguntan si necesitan comprar un adaptador Wi-Fi externo para el portátil en vez de utilizar el que viene integrado.

Hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría de portátiles traen una tarjeta de red inalámbrica integrada en la placa base. Esto, al menos sobre el papel, debería de servir para conectarnos al Wi-Fi. Sin embargo en muchas ocasiones la calidad de esa tarjeta no es la mejor y puede derivar en problemas.

Cuándo necesitamos un adaptador Wi-Fi externo

Como decimos, son diferentes las causas que pueden provocar que necesitemos cambiar la tarjeta de red inalámbrica del portátil. Podemos comprar un dispositivo nuevo si tenemos problemas y comprobamos que se pueden solucionar. Vamos a mostrar algunas pistas que nos indicarían que debemos comprar una tarjeta de red externa.

La velocidad es muy inferior

Sin duda una de las formas de saber si necesitamos o no un adaptador Wi-Fi externo es hacer una prueba de velocidad. Aquí podemos comprobar varias cosas, como vamos a explicar.

Por un lado podemos saber si nuestro adaptador Wi-Fi interno está adaptado para lograr la máxima velocidad, lo que realmente tenemos contratado. De nada sirve tener una fibra óptica simétrica de máxima velocidad si luego no tenemos un dispositivo capaz de ofrecer eso.

Pero también nos mostrará si más allá de conocer la capacidad máxima teórica podemos lograr una buena velocidad para navegar. Podríamos tener una tarjeta con muy poco alcance y en cuanto nos alejemos un poco del router o punto de acceso esa velocidad sea muy baja.

Problemas de cobertura

Siguiendo con lo que comentamos, otra señal más sería la de la cobertura. Podemos realizar test para conocer qué tal es la cobertura que estamos recibiendo. ¿Disminuye mucho en cuanto nos alejamos un poco? Podríamos tener problemas con esa tarjeta interna.

Lo ideal en una red Wi-Fi es que pueda tener un alcance considerable. Especialmente si vamos a conectarnos desde un portátil que vamos a utilizar en diferentes zonas de una vivienda. No podemos depender de estar justo al lado del router.

Hay cortes continuos

Los cortes son muy frecuentes en las redes inalámbricas que no funcionan correctamente. Si al estar conectados a Internet vemos que sufrimos cortes de manera frecuente, que la red necesita volver a conectarse, puede que sea hora de adquirir una nueva tarjeta de red Wi-Fi y sustituir la anterior.

Esta es una de las muestras más comunes que aparece entre los usuarios. Notan que al navegar la estabilidad de la conexión no es la mejor.

No permite usar doble banda

Contar con una red de doble banda hoy en día es muy importante. Ya sabemos que existe la banda de 2,4 Ghz y también la de 5 GHz. Cada una de ellas tiene sus puntos positivos y negativos, por lo que en ocasiones será mejor usar una u otra.

Si contamos con una tarjeta de red que únicamente pueda usar la banda de 2,4 GHz podríamos tener problemas para lograr un rendimiento óptimo.

Fallos al detectar redes Wi-Fi

Una tarjeta de red puede fallar también al intentar detectar redes Wi-Fi. Si sabemos que deberían de aparecer más o que incluso la que tenemos cerca no se muestra correctamente, es otra señal más de que debemos cambiar la tarjeta.

Esto podría resolverse con una tarjeta de red Wi-Fi externa, con una mayor capacidad.

Qué aparatos afectan al Wi-Fi

Adaptador USB como alternativa a las tarjetas internas

Hay que tener en cuenta que una primera opción que podemos tener es la de cambiar la tarjeta de red interna. Muchos portátiles permiten este cambio y puede ser la solución en caso de que tengamos una defectuosa.

Sin embargo la mayoría de usuarios opta por adquirir un adaptador USB externo. Es económico y sobre todo fácil de instalar. Además tenemos un amplio abanico de posibilidades en este sentido.

Los adaptadores USB pueden tener el tamaño de un simple pendrive. También los hay con antena externa o incluso contar con un cable para alargarlo y lograr un mayor alcance. El objetivo es poder conectarnos en las mejores circunstancias posibles, logrando una mayor estabilidad y calidad.

El artículo ¿Necesito usar un adaptador Wi-Fi externo en el portátil? se publicó en RedesZone.

Powered by WPeMatico

Gustavo Genez

Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.