La historia del fracaso del primer ordenador portátil de Apple (eso sí, envió el primer email desde el espacio)

Los portátiles que Apple fabrica hoy día son revolucionarios en todos sus aspectos, como tamaño, nuevas características (como el Touch Bar por ejemplo), etc. Pero el comienzo de Apple en el mundo de este tipo de dispositivos no fue especialmente bueno. El primer ordenador portátil de Apple apareció el 20 de septiembre de 1989, unos cuatro años después de que Steve Jobs fuera despedido de la empresa. Vamos a adentrarnos en la interesante historia de este peculiar ordenador.

El Macintosh Portable (muy parecido en tecnología al Macintosh SE), a pesar de la gran expectación que levantó en el sector antes de su salida al mercado,  fue un fracaso para empresa de la manzana. Tenía una buenas características técnicas, como por ejemplo su pantalla LCD de matriz activa de 640×400, CPU Motorola 68HC000 a 16Mhz, 1MB de RAM ampliable a 9MB o la opción de incluir un disco duro de 40MB. El diseño en cambio no era nada especial, tenemos que recordar que Jobs ya no estaba en la empresa y eso se notaba. Con forma de concha y ángulos rectos, estaba lejos del diseño rompedor de los primeros Macintosh, aunque cumplía su cometido a la perfección.

Figura 1. Macintosh Portable. Fuente.
Apple no escatimó en tecnología para poder ofrecer un ordenador realmente competitivo en el mercado. La batería tenía un rendimiento bastante bueno para la época, funcionando entre 6 y 12 horas en función del consumo. Eso sí, para conseguir esta gran autonomía, necesitaba componentes que no consumieran demasiado, como por ejemplo memorias SRAM. El problema era el excesivo precio de dichos componentes lo que elevó el precio final hasta los 7.000$, unos 12.000$ hoy día. El peso también se vio afectado (y de hecho este era uno de sus mayores problemas) por este tipo de componentes (especialmente la batería) llegando a pesar unos 7.5 kg de media. El ratón en forma de trackball que incluía (y que se podía separar del portátil) parece que tampoco ayudo demasiado a su éxito.

Figura 2. Anuncio oficial de Apple para el Macintosh Portable. Fuente.

La gama Macintosh era conocida por su portabilidad, de hecho todos estos Mac como el SE, Plus, Classic, etc tenían una pequeña asa superior que les permitía llevarlos de un lado para otro. El precio de un Macintosh Portable comparado con un Macintosh SE por ejemplo, era muy significativo y las diferencias técnicas mínimas, con la única excepción de integrar una batería. Este fue posiblemente el principal factor que provocó que este modelo no tuviera éxito en el mercado. Apple intentó mejorar el equipo sobre todo añadiendo una luz detrás de la pantalla (existían numerosas quejas por no poder trabajar correctamente bajo ciertas condiciones de poca luz) y también cambiaron la memoria SRAM por otra más barata, y de esa forma reducir el precio finalEn el . El siguiente vídeo es la publicidad oficial del Macintosh Portable (en el minuto 1:19 se puede observar cómo se expulsa un disco flexible en el espacio):

Finalmente, en octubre de 1991 se dejó de fabricar y curiosamente ese mismo año viajó al espacio en la misión del Space Shuttle STS-43 para realizar diferentes pruebas como por ejemplo, el funcionamiento del trackball, enviar un correo electrónico utilizando AppleLink (siendo el primer correo electrónico enviado desde el espacio), almacenar los experimentos y hacer un seguimiento del plan de vuelo del Shuttle. Apple finalmente sacó al mercado ese mismo año el PowerBook 100, más barato, más pequeño y menos pesado, el cual funcionó mejor en el mercado.

Powered by WPeMatico

Gustavo Genez

Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.